Monasterio de Santa Catalina

 

Monasterio de Santa Catalina

Desde el año 1970, el público puede visitar este Monasterio considerado uno de los mayores atractivos turísticos de Arequipa.

Su construcción en el siglo XVI sobre una base superior a los 20.000 metros cuadrados, tiene un templo de grandes dimensiones, claustros, celdas, fuentes, una pinacoteca, jardines e importantes murales.
Este gran monasterio, con calles internas, fue un claustro de ingreso prohibido durante cuatro siglos.

La ciudadela se ubicó al sur del Perú en la ciudad de Arequipa fundada el 10 de setiembre de 1579 y ubicada en una zona que destaca por su belleza natural, clima acogedor y que dispone de un gran material con el cual se construye y se sigue haciendo la arquitectura de esta ciudad, el Sillar. Arequipa es denominada la “Ciudad Blanca” por el importante uso de esta piedra porosa de lava volcánica que ha permitido construir con identidad, además de espacios y proporciones de gran valor estético.

Prácticamente la ciudad entera fue construida en esta piedra. En el monasterio existen dos tipos, el sillar blanco que proviene del Volcán Chachani y el rosado del Misti, este último emblema de la ciudad. La ciudadela ocupa un terreno de 20.000 metros cuadrados y está absolutamente aislada de la ciudad a pesar de que se ubica en el corazón de ésta. Un gran y sólido muro de 4 metros de altura aislaba la vida de las mujeres que habitaban el monasterio.

 

Deja un comentario